PERROS, GATOS Y MARIHUANA: CÓMO MANTENER A TUS MASCOTAS ALEJADAS DE TU CULTIVO.

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin
A VPN is an essential component of IT security, whether you’re just starting a business or are already up and running. Most business interactions and transactions happen online and VPN

Los perros y los gatos son mascotas curiosas y activas por naturaleza, pero si te descuidas, esto podría causar ciertos daños en tu cultivo de marihuana. Aquí tienes algunos consejos para evitar que te suceda.

Entre las amenazas para el éxito y la salud de tu cultivo de marihuana, podríamos hablar de las plagas, pero no nos referimos solo a plagas en forma de insectos, las mascotas en ocasiones pueden ser una amenaza para tus plantas. Si bien puede resultar encantador imaginar a tus perros o gatos paseándose por tu plantación de cannabis, lo cierto es que pueden causar problemas desenterrando las raíces o haciendo sus necesidades en los lechos de cultivo.

LOS GATOS Y LA HIERBA

Uno de los principales problemas de que tu gato se pasee entre las plantas de marihuana, es que podría orinar en el suelo. La orina de gato es rica en amoniaco y nitrógeno, lo que podría causar quemaduras a tus preciadas plantas.

Si te pasa, actúa rápido y diluye la orina regando bien la tierra. Para evitar esta situación, puedes colocar una malla de alambre alrededor de las plantas. Por lo visto, a los gatos no les gusta caminar sobre el alambre y, por lo tanto, actuaría como un elemento disuasorio. Otra opción es construir una valla antigatos que deje entrar la luz pero que mantenga alejados a los felinos. Además, así también impedirías que tus mascotas se dediquen a comer las hojas de las plantas cuando tengan hambre.

Los excrementos de gato también pueden causar problemas en una plantación de cannabis. Su caca es tóxica para utilizar como abono y podría contener parásitos, por lo que no es nada conveniente que entre en contacto con plantas que tengas pensado ingerir. Para evitarlo, asegúrate de mantener limpia la bandeja o el arenero de tu gato, con el fin de impedir que busque otro lugar cercano a tus plantas para hacer sus necesidades.

LOS PERROS Y LA HIERBA

Uno de los principales problemas derivados de la presencia de un perro en un cultivo de marihuana, es que podría picarle la curiosidad y ponerse a escarbar el suelo. Los perros son excavadores por naturaleza, y unas plantas de cannabis no les van a impedir satisfacer su curiosidad. Algo que es divertido e instintivo para tu perro, podría suponer el fin de tus plantas de marihuana, sobre todo si daña su sistema radicular. Para evitar que esto suceda, entrena a tu perro para que no entre en el jardín, o proporcionarle otro espacio para que juegue y pueda dar rienda suelta a su vena destructiva.

ALMACENA TU MARIHUANA DE FORMA PRUDENTE

Los estragos que pueden causar las mascotas a tu marihuana no terminan con la cosecha. Cualquier producto que contenga THC puede ser una amenaza para la salud de tus animales si lo dejas a su alcance.

Si tu mascota ha devorado una considerable cantidad de alimentos con THC, podría parecer como borracha o adormilada. Esto se debe al efecto que tienen los cannabinoides sobre su sistema nervioso central. Sin embargo, otros animales podrían sentirse estimulados, exhibir agitación y un aumento de la frecuencia cardíaca. Incluso se han dado algunos casos de muerte por sobredosis. Asegúrate de guardar bien tu hierba para evitarlo. Aunque la marihuana se puede utilizar con fines medicinales en humanos y animales, debe administrarse en dosis medidas y controladas

5/5
Genesis

Genesis

Deje sus comentarios

Dejar un comentario