Origen y del término «ganja» y su uso en la actualidad

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin
A VPN is an essential component of IT security, whether you’re just starting a business or are already up and running. Most business interactions and transactions happen online and VPN

Hay cientos de palabras para la marihuana, pero ninguna tiene un significado histórico como el de «ganja». Esta antigua palabra tiene raíces en el sánscrito, y la planta en sí desempeñó un papel importante en las prácticas religiosas y los sistemas de medicina del mundo hindú. Descubre el origen de este famoso término y cómo llegó a Occidente.

Ganja. Esta palabra está presente en todo el mundo de la marihuana. Puedes ver estas cinco letras en páginas web, escaparates, productos para fumar y paquetes de semillas. El uso informal de este término significa que suele agruparse con muchas otras palabras de la jerga fumeta. Pero el término ganja tiene raíces antiguas y una historia fascinante. Descubre el origen de la palabra y cómo ha llegado a estar tan presente en la cultura cannábica.

Existen muchos nombres para la marihuana

Piénsalo un momento: probablemente conozcas más sinónimos para la marihuana que para cualquier otro sustantivo. Hay cientos de nombres para la planta y las flores que produce. Aunque algunos de ellos tienen raíces botánicas, otros muchos se clasifican como jerga. Como la marihuana tiene una historia complicada, los consumidores suelen inventarse nombres para ocultar el tema en sus conversaciones. Por supuesto, a medida que estos términos se hacían cada vez más populares, tenían que sustituirse por otros nuevos para conservar la discreción. Algunos de los nombres más utilizados para la marihuana incluyen:

Pero entre estas palabras hay una que no es como las demás. Los consumidores de marihuana suelen asumir que la palabra «ganja» desciende de la jerga jamaicana. Aunque el término tiene tradición en la isla caribeña, se remonta mucho más atrás en la antigüedad.

India: las raíces de «ganja»

La marihuana tiene una tradición larga y rica en la India. Aunque la hierba probablemente es originaria de la China moderna, la planta también llegó a las fronteras de la India, donde jugó un papel importante como hierba holística y en las ceremonias religiosas. El uso de la planta en la región se remonta al año 2000 a.C.

Se cree que hay referencias a la marihuana en varios textos antiguos. Algunos estudiosos hablan de la marihuana como candidata para una preparación ritual embriagadora llamada soma, durante el período védico. El Rigveda, escrito entre los años 1700-1100 a.C., venera esta bebida capaz de alterar la mente. El Atharvaveda, compuesto entre los años 1500-1000 a.C., también menciona una planta sagrada, conocida como «bhanga», que se utilizaba para aliviar la ansiedad.

Sin embargo, estas referencias siguen siendo controvertidas. Los documentos están escritos en sánscrito, uno de los lenguajes más antiguos y sistémicos del mundo. Este sistema lingüístico antiguo es complejo; por ejemplo, presenta alrededor de 70 sinónimos para agua y 100 nombres para elefante.

El término ganja tiene su origen en esta lengua madre en forma de la palabra “gañjā”, que se refiere a una preparación elaborada con marihuana. El término también se introdujo al hindi, un idioma indoario más reciente que descendía de una forma temprana del sánscrito védico. La palabra en hindi es sumamente parecida: “gāñjā”.

Pero la palabra solo se refiere a un determinado producto derivado de las plantas de marihuana. Gāñjā es el nombre que se le da a las flores, mientras que «charas» se refiere a la resina y «bhang» a las semillas y hojas.

La influencia del sánscrito en la terminología del cannabis se mantiene en la era moderna. No solo seguimos usando estos términos, sino que los investigadores han usado el idioma antiguo para nombrar nuevas moléculas relacionadas con la marihuana.

El prestigioso investigador de la marihuana Raphael Mechoulam descubrió el THC, el principal componente psicoactivo de la planta, en 1964. En 1992, con el objetivo de comprender los efectos de la marihuana en el cuerpo, descubrió un endocannabinoide clave al que llamó «anandamida». Este término proviene del sánscrito «ananda», que se traduce como «bienaventuranza» o «alegría». Curiosamente, los investigadores creen que esta molécula es la responsable de las sensaciones eufóricas de la «euforia del corredor».

La palabra ganja tiene una rica historia. Pero ¿cómo se convirtió exactamente este antiguo término sánscrito en una parte clave de la jerga mundial de la marihuana? Sus orígenes implican una crueldad increíble, pero también la fusión de culturas y el nacimiento de una nueva religión.

Una luz en medio de la oscuridad: la contribución de «ganja» al movimiento Rastafari

La palabra «ganja» no llegó al mundo occidental a través de algún tipo de misión o difusión cultural. Más bien, llegó encadenada de las manos del colonialismo y la esclavitud. En 1845, el Imperio Británico comenzó a traficar con indios esclavos en el Caribe para fortalecer la mano de obra en las plantaciones de azúcar. Más de 40.000 de ellos llegaron a Jamaica desde la India en las décadas posteriores.

Los esclavos capturados perdieron mucho durante el viaje; familia, libertad y patria. Pero el traicionero viaje no pudo deshacerse de todos los elementos de su cultura. Algunos de estos esclavos trajeron un pedacito de casa junto con ellos, incluida la marihuana.

Esclavos de otras partes del mundo ya habían llegado a la isla en los siglos anteriores. Las víctimas de la trata de esclavos africanos en el Atlántico fueron llevadas a Jamaica en 1513. A medida que los británicos traficaban con indios y los llevaban a la isla, desarrollaron de forma involuntaria un crisol de culturas. Su relación complementaria afectaría al mundo y a todo lo relacionado con la marihuana para siempre.

Los misioneros cristianos difundieron el Evangelio en Jamaica y los miembros de la extensa población africana le dieron su propio toque cultural. Esta fusión de religión y cultura dio lugar al movimiento Rastafari, una religión basada en la Biblia. Sin embargo, las rastas tienen puntos de vista opuestos a muchas ramas del cristianismo. Creen que el Cielo está en la Tierra, que el espíritu de Dios se manifiesta como el Emperador Haile Selassie I, y dan mucho énfasis al significado espiritual de la marihuana.

La trata de esclavos ha dejado una huella oscura en la humanidad, pero hay que sacar el lado positivo a todo. Aunque se define por actos de terrible maldad, se encendió una luz en medio de todo. La combinación de culturas que surgió dio vida a un nuevo sistema de creencias, basado en la esperanza, la naturaleza y la paz.

En general, la mezcla de cristianismo, cultura africana y de las raíces indias de la marihuana dio origen al movimiento rastafari. Curiosamente, los hombres santos tanto del movimiento rastafari como del hinduismo tienen algunas cosas en común. Por ejemplo, tanto los fieles rastafaris como los sadhus lucen rastas y se dedican a fumar marihuana utilizando instrumentos simples como chillums y cálices.

El uso de «Ganja» en la actualidad

Figuras culturales como Bob Marley popularizaron el movimiento rastafari y la ganja a través de la música reggae, y el reconocimiento de ambos se extendió rápidamente en la cultura occidental. Hoy en día, la palabra ganja sigue asociándose en gran medida a la cultura jamaicana. Aunque no se presta mucha atención al origen de la palabra, el término en sí está presente por toda la escena cannábica occidental, desde dispensarios y bancos de semillas hasta música y películas. Por supuesto, no hay nada de malo en ello, siempre que se respete la historia de este término tan utilizado hoy en día.

5/5
Genesis

Genesis

Deje sus comentarios

Deja un comentario

Noticias recientes