Marihuana vs Alcohol, ¿Qué dice la ciencia?

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin
A VPN is an essential component of IT security, whether you’re just starting a business or are already up and running. Most business interactions and transactions happen online and VPN

Cuando se discute sobre la delgada línea que determina la legalidad entre Marihuana vs Alcohol, una sustancia legal y la ilegalidad de otra, surgen toda clase de argumentos que hacen estallar el debate.

Sabemos que los medios de comunicación habían convencido a la mayoría de gente de que la hierba era mucho más peligrosa que el alcohol. Pero, ¿qué dice la ciencia al respecto? Si miramos los datos, vemos que el cannabis es más seguro que el alcohol en muchos sentidos.

A continuación lo analizaremos…

Letalidad

Aunque muchos de ustedes podrán pensar que la marihuana es más dañina para el cerebro que el alcohol (debido a la percepción pública), sorprendentemente esto no es así. De hecho, según afirma el Dr. Gary L. Wenk en un artículo de Psychology Today, es todo lo contrario.
En este artículo, el Dr. Wenk cita una investigación del Instituto de Investigación Scripps que encontró que la neurogénesis (la formación de nuevas neuronas) se ve afectada en los bebedores compulsivos, incluso cuando ya han dejado de consumir alcohol. En cambio, algunos estudios recientes han observado que la estimulación de los receptores cannabinoides activan la neurogénesis.

En cuanto a las sobredosis, según Alcoholism Solutions, en los EE.UU. cerca de 50.000 personas son diagnosticadas con intoxicación etílica cada año. En el Reino Unido, la situación no mejora; en los últimos ocho años, el número de menores hospitalizados por coma etílico ha aumentado un 20%año tras año.
Aunque no es un dato tan reciente, los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades estimaron que, en el período 2011-2012, seis personas morían diariamente por coma etílico en Estados Unidos.

¿Sabes cuántas personas murieron por sobredosis de marihuana durante ese período? Cero. Para ello, tendrías que fumar entre 238 y 1.113 porros (15–70 gramos de THC puro) en un solo día, algo prácticamente imposible.

Si lo llevamos a asuntos más graves, uno de los mayores indicadores del peligro de una sustancia es el número de muertes.
El consumo nocivo de alcohol se cobró la vida de más de 3 millones de personas en 2016 a nivel mundial; esto incluye, entre otros, a las víctimas de coma etílico y a quienes padecieron cáncer y apoplejías como resultado del consumo de alcohol. En cambio, el número de muertes derivadas del consumo de marihuana es 0. Obviamente, algunas personas pueden causar accidentes automovilísticos mientras conducen bajo los efectos del cannabis, pero es mucho más frecuente encontrar conductores borrachos.

Salud

El consumo excesivo y crónico de alcohol puede provocar variadas enfermedades. Estas pueden incluir: cáncer de mama, cáncer de colon, cáncer de hígado, epilepsia y cardiopatía isquémica. La marihuana también tiene efectos secundarios negativos, pero estos se limitan principalmente a problemas pulmonares (especialmente cuando se consume con tabaco) y episodios psicóticos en casos especialmente graves (pero estos son poco comunes).
Pero, incluso en ese caso,¡el alcohol también es capaz de producir episodios psicóticos. En general, los riesgos asociados a la ingesta de alcohol son mucho mayores que los asociados al consumo de cannabis.

Como hemos mencionado, el alcohol tiene el potencial de causar varios tipos de cáncer. Por otra parte, aunque el cannabis actualmente no se considera un tratamiento para el cáncer, se ha usado durante mucho tiempo para aliviar los síntomas de la quimioterapia y otros síntomas fisiológicos desagradables asociados a esta enfermedad.
Algunas investigaciones preliminares muestran que los cannabinoides «ralentizan el crecimiento y/o causan la muerte» de las células cancerosas in vitro. Pero esto queda lejos de considerarse un tratamiento viable. Aun así, el hecho de que el cannabis tenga algún potencial en este ámbito es positivo, teniendo en cuenta los graves efectos perjudiciales del alcohol.

Medicina

La marihuana tiene una ventaja respecto al alcohol, ya que realmente ofrece efectos beneficiosos que ayudan a algunas personas. Mucha gente consume cannabis con diversos fines terapéuticos y, en los países donde el consumo medicinal es legal, a menudo se receta cannabis o se aplican terapias con cannabinoides a quienes sufren afecciones como dolor crónico y náuseas.

Aunque el consumo excesivo de cannabis puede agravar estos problemas, muchos pacientes con ansiedad y depresión encuentran alivio en la marihuana medicinal. Aunque es cierto que faltan investigaciones en este ámbito y las prescripciones de cannabis para problemas de salud mental no son muy frecuentes. Pero esto no ha impedido que algunas personas se auto administren diferentes proporciones de THC y CBD.
El CBD, en concreto, está siendo investigado por su potencial ansiolítico. En un estudio, donde se administró CBD a pacientes con fobia social antes de una prueba simulada de hablar en público, se observó que el cannabinoide reduce significativamente la ansiedad subjetiva.

En lo que respecta al alcohol, la situación es bastante atroz. Se sabe que el alcohol es un depresor del sistema nervioso central y el consumo crónico se asocia a una serie de problemas de salud mental que incluyen, entre otros, depresión y ansiedad.

Teniendo en cuenta todo eso…

Cuando se trata de su perfil de adicción y su riesgo de muerte o sobredosis, combinado con sus vínculos con el cáncer, accidentes automovilísticos, violencia y obesidad, la investigación sugiere que la marihuana puede implicar un riesgo menor para a salud que el alcohol.

Sin embargo, debido a que la marihuana es en gran parte ilegal, los estudios a largo plazo sobre sus efectos sobre la salud han sido limitados, lo que significa que se necesita urgentemente más investigación.

5/5
Rodrigo Salgado

Rodrigo Salgado

Deje sus comentarios

Dejar un comentario

marihuana vs alcohol